30/5/10

Tag:

Cristina Monteoliva

Fotografía: Archivo de La Biblioteca Imaginaria

La literatura latinoamericana 
suele ser de calidad
Desde Granada, España, habla la Directora de La Biblioteca Imaginaria
Revista Virtual especializada en Crítica Literaria



Entrevista de Luis Benítez
Especial para Palabra Viva
© Copyright Analecta Literaria


Cristina Monteoliva dirige desde hace años La Biblioteca Imaginaria* una de las publicaciones virtuales especializadas en crítica literaria que convoca a un amplio grupo de colaboradores que incluye escritores, críticos académicos y criteriosos lectores, quienes reseñan cada lunes las novedades del mundo editorial español. Cada vez más libreros, editores y autores consultan la información brindada por La Biblioteca Imaginaria, de suscripción gratuita y de edición semanal. Nacida en Almuñécar, Granada, España, el 9 de noviembre de 1978, Cristina Monteoliva es Licenciada en Ciencias Ambientales por la Universidad de Granada y Master en Medio Ambiente y Gestión del Agua por la Escuela de Negocios de Andalucía (ESNA) y, además, reparte su tiempo entre la actividad crítica y la creatividad literaria como narradora. Analecta Literaria ofrece en exclusiva la entrevista que realizara Luis Benítez a Cristina Monteoliva quien opina, entre otros temas, sobre la situación particular de las editoriales españolas, la presencia notoria de la literatura latinoamericana en el mercado europeo y la actividad cultural que anima a su ciudad, Granada, donde se celebra cada año una animada Feria del Libro y un ya bien conocido Festival Internacional de Poesía.


PALABRA VIVA.- Dirige usted una página web de crítica literaria, La Biblioteca Imaginaria. ¿Cuándo la creó y cuál fue entonces su proyecto?

CRISTINA MONTEOLIVA.-
La Biblioteca Imaginaria nace en julio de 2008 de manera totalmente casual. Me explico: por aquel entonces yo colaboraba como reseñista en el suplemento literario "Periferia Libros", del extinto diario "La Opinión de Granada". En verano el suplemento dejaba de publicarse, y a mí ese verano se me acumularían las reseñas (por aquel entonces ya tenía varios contactos editoriales). Mi sentido de la responsabilidad no dejaba de recordármelo a cada instante. La solución vino de manos de una amiga: ella me comentó que el Gobierno de España estaba ofreciendo dominios gratis durante un año a los menores de treinta años, y me animó (mi amiga) a solicitar uno. Por supuesto, yo pensaba que el trámite burocrático me tendría días esperando una respuesta. Cuál fue mi sorpresa cuando al día siguiente de solicitar el dominio, me lo concedieron. La Biblioteca Imaginaria podía empezar a funcionar. La Biblioteca Imaginaria nació, como digo, como un lugar en el que colgar mis reseñas. Por suerte, pronto empezaron a aparecer los colaboradores, y el proyecto fue creciendo. Actualmente, La Biblioteca Imaginaria es una web de recomendación literaria donde publicamos noticias, artículos de "autopromoción", reseñas y entrevistas a autores. También ofrecemos links a editoriales, webs de autores y otros sitios de interés, y tenemos una sala de exposiciones (un poco abandonada desde hace tiempo, aunque esperamos poder ofrecer pronto una nueva "exposición").



P. V.- ¿Cuál es la actividad actual de La Biblioteca Imaginaria? ¿Cuál es su relación con las editoriales?

CM.-
Básicamente, en La Biblioteca Imaginaria nos dedicamos a leer mucho y reseñar libros (libros en general, no sólo nos centramos en las novedades literarias). De vez en cuando acudimos a alguna presentación, hacemos entrevistas (normalmente vía e-mail) y nos peleamos (bueno, puede que eso sea algo exagerado, espero que nadie se haya enfadado de verdad por algo así) por ver quién reseña un libro que nos interesa a varios (como en el salvaje Oeste, el primero que llega, se lo queda).  Con respecto a las editoriales, puedo decir que, en general, la relación es fluida. La verdad es que se portan muy bien con nosotros, nos prestan mucha más atención de la que yo pude pensar cuando comencé con esto. Son pocas las que nos ignoran.

P. V.- ¿Quiénes son habitualmente sus colaboradores?

CM.-
En lo que va del año 2010 han colaborado de manera habitual en La Biblioteca Imaginaria: José Cruz Cabrerizo, Raúl Rubio Millares, David Porcel Bueno, Pedro Crenes Castro, Iván Alonso, Luís Vea García, José Leandro Ayllón, Carolina Molina, Juande Garduño, Juan José Castillo y Elvira Ramos. De manera más esporádica (me sigo refiriendo al año 2010), han colaborado con nosotros Ángel L. Soto, José Vicente Pascual, Antonio Jiménez Paz y Giuseppe Favale. Así que, como veis, somos ya bastantes. Lo que no quiere decir que en el futuro no podamos ser muchos más: todo el que quiera ver sus reseñas publicadas en la web, será bien recibido.

P. V.-  Se celebró recientemente la Semana del Libro y la Feria del Libro de Granada. Luego, el Festival Internacional de Poesía ¿Qué puede decirnos sobre estas actividades culturales?

CM.-
La Feria del Libro de Granada dura unos diez días. Suele ubicarse entre Plaza de las Batallas y Carrera de la Virgen, un lugar de mucho paso peatonal en Granada, aunque algunos eventos tienen lugar en otros lugares de la ciudad. La venta de libros en las casetas se complementa con recitales de poesía (a veces acompañado con música), cuentacuentos para niños, firma de libros de autores, charlas y presentaciones de libros, etc. No es una de las ferias más grandes de España, aunque creo que la oferta que suele ofrecer es muy buena. La verdad es que este año he estado muy ocupada (no lo he dicho antes, pero durante esa semana La Biblioteca Imaginaria abre sus puertas a todo tipo de material -poesía, cuento, ensayo, etc.- de nuestros lectores; las actualizaciones diarias y la organización del material me tienen bastante entretenida entonces) y he acudido a pocos actos, tan sólo a la presentación de "El menos espectáculo del mundo", libro de cuentos de Félix J. Palma, gran escritor y amigo, y a la firma de libros de Andrés Pérez Domínguez, flamante ganador del último Premio de Novela Ateneo de Sevilla, con su novela "El violinista de Mathausen". Con respecto al Festival Internacional de Poesía, me temo que puedo ofreceros poca información. No he acudido a ningún acto y todo lo que sé es por la prensa. Puedo deciros, eso sí, que se trata de un certamen importante, al que acuden poetas de habla hispana de infinidad e países. Son varios los actos (lecturas de poemas, entregas de premios, mesas coloquio) y hasta los autobuses de la ciudad se llenan por unos días de poesía. Para cualquier otro tipo de información sobre eventos literarios de Granada, podéis poneros en contacto conmigo, que gustosamente os pasaré los links a los lugares desde donde mejor os informarán.

P. V.-  Respecto de su trabajo como crítica, ¿cuáles son sus vivencias y experiencias?

CM.
- Mi labor como reseñista me ha aportado mucho, en diversos sentidos. Ahora conozco un poco más el mundo literario, aunque estoy aún muy lejos de ser una experta. Leer tanto me ayuda a perfeccionar mi estilo, pues no hay nada mejor para aprender a escribir bien como ser un verdadero vampiro de las letras (lo que no quiere decir que yo lo llegue a ser algún día). Por último, gracias a La Biblioteca Imaginaria estoy conociendo a mucha gente maravillosa, editores, encargados de prensa, escritores y lectores.

P. V.-  ¿Cuál es actualmente la situación de la actividad editorial -particularmente, la de las pequeñas y medianas empresas editoras- en España?

CM.- No creo ser la persona más adecuada para contestar esta pregunta. Primero, porque yo no tengo una editorial; segundo, porque mi sentido de la discreción me lleva a no ir preguntando demasiado sobre el asunto a los amigos que dirigen editoriales (aunque se suponga que, por lo que hago, no estaría mal que lo hiciera); y tercero: a veces peco de idealista. Dicho esto, aquí va mi opinión: En España las cosas no andan muy bien económicamente. Las pequeñas y medianas empresas lo tienen peor que nunca para mantenerse a flote. Por otro lado, los lectores tampoco han sido tantos en los últimos tiempos. Sin embargo, y a pesar de todo, no dejan de surgir nuevas editoriales cada año, y veo que la gente trabaja con entusiasmo. Está bien: la mayoría saben que con esto no se van a hacer ricos, son muchos los que tienen que alternar el trabajo editorial con otros empleos para llegar a fin de mes. Pero el positivismo está ahí, el amor por las letras es más grande que las dificultades, y se sigue adelante como se puede. Finalmente, creo que los lectores agradecen que haya tanta variedad editorial. Aunque repito: todo lo que acabo de decir es tan sólo mi opinión, mi forma de percibir el asunto. Estoy segura de que las editoriales españolas se enfrentan a problemas que ni sospecho. Tan sólo espero que todas puedan capear el temporal de la crisis y seguir ofreciéndonos grandes títulos a los amantes de las letras.

P. V.-  ¿Cree que la crisis económica podrá afectar, en el futuro mediato, a la actividad editorial española?

CM.-
No lo sé. Espero que no, como decía en mi respuesta anterior. Ojalá los lectores sigan respondiendo positivamente a sus publicaciones.

P. V.-  ¿Existe interés en España por la literatura latinoamericana? ¿Cuál es la actitud de las editoriales y la crítica españolas respecto de la literatura latinoamericana?

CM.-
Sí, un interés notable, tanto por parte de los editores como de los lectores y críticos. La mayoría de nosotros sabemos que la literatura latinoamericana suele ser una literatura de calidad. También hay que tener en cuenta que son muchísimos los escritores de América Latina afincados ya en España o que publican asiduamente en nuestro país.

P. V.-  ¿Cuáles son sus planes respecto de La Biblioteca Imaginaria para el futuro?

CM.-
Esto sonará aburrido, pero a corto plazo espero seguir más o menos como hasta ahora. Estoy intentando escribir una novela, y La Biblioteca Imaginaria ya me quita bastante tiempo tal y como se presenta ahora mismo. Tal vez en el futuro pueda organizarme y pensar en nuevas actividades, o tal vez abrir las puertas al material propio de los lectores alguna vez más a lo largo del año. Mientras tanto, ojalá que cada vez más gente llegue hasta nosotros, y, sobre todo, pase un buen rato con lo que ofrecemos.

P. V.-  ¿Algo más que añadir?

CM.-
Antes de terminar esta entrevista me gustaría expresar mi eterno agradecimiento a los colaboradores de La Biblioteca Imaginaria. Chicos, yo podría hacer esto sola, pero sabéis que sería muy, pero que muy aburrido leer siempre mi punto de vista. Además, la web no podría actualizarse con la frecuencia que lo hace ahora. Sabéis que valéis todos mucho, aunque yo no os pueda pagar más que con estas palabras. El día menos pensado nos toca la lotería y hacemos algo grande. Mientras tanto, yo me levanto y os aplaudo a todos. No podría olvidarme tampoco de los lectores de La Biblioteca Imaginaria, siempre tan fieles a nuestras actualizaciones. Muchas gracias, amigos. Vuestro apoyo nos ayuda a seguir adelante semana tras semana, libro tras libro. Y muchas gracias a vosotros también.

* La Biblioteca Imaginaria: www.labibliotecaimaginaria.es

Mónica Delia Pereiras

Revista de Letras, Ideas, Artes y Ciencias.

 

Ads